Inicio Iglesia Pastora revela los 10 síntomas que demuestran que una persona es Poseída...

Pastora revela los 10 síntomas que demuestran que una persona es Poseída por un Demonio

Conozcan 10 señales que demuestran que tienes un demonio dentro existe una gran diferencia entre la influencia interna y la posesión diabólica.

0
Compartir

- Ad -

Conozcan 10 señales que demuestran que tienes un demonio dentro existe una gran diferencia entre la influencia interna y la posesión diabólica. En la influencia interna no existe el trance no pierde la conciencia, el demonio está dentro del cuerpo está dentro de la mente pero no puede dominar el cuerpo. En la influencia interna puede que surja en la personalidad a causa de que la persona le haya abierto las puertas al ocultismo, esoterismo o new age donde se manipulan energías. En el caso de la posesión demoníaca el demonio sí domina el cuerpo. Hay distintos niveles que demuestran la posesión por parte de un espíritu maligno.

- Ad -

Estas son las 10 señales:

1- Enfermedad
2- Pensamientos obsesivos como el suicidio,el asesinato o los deseos sexuales
3- Amargura o depresión
4- Pesadillas recurrentes y trastornos en el sueño
5- Trastorno de alimentación
6- Fascinación por ocultismo
7- Negación a Dios y a la Biblia
8- Imposibilidad y deseos de cambiar la vida cristiana
9- No se adquiere otra personalidad pero se torna a un comportamiento extraño
10- No funciona la terapia con el psicologo o psiquiatra

– Ad –

Es importante comprender que el problema espiritual jamas habrá una solución física o rápida.

Para combatirla es fundamental la oración mediante la imposición de manos y para saber si esta causa efecto, nos daremos cuenta con el sólo hecho de ver rigidez en las manos y en la cara y por supuesto comenzará a convulsionar.

Es necesario que haya un vómito, es una buena señal ya que se demuestra que el espíritu maligno comienza a querer salir del sitio, “es la manifestación expresa que se está liberando esa persona”, las personas se dan cuenta que comienzan a darse cuenta que su comportamiento maligno empieza a cambiar.

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios